Precios de coches usados

Evolución y precios de los coches usados

Durante los primeros años de la crisis, y hasta casi el 2013-2014, las ventas de coches, independientemente de si eran usados o nuevos, cayeron en picado y por ende, los precios también. Un fuerte contraste con las cifras de 2015 y 2016, sobre todo este último año, que durante los primeros seis meses contó con una subida de las ventas del 16,7% y una subida de los precios de entre un 3 y 5%.

Pero no sólo eso, unos datos publicados por el Instituto de Estudios de Automoción para FACONAUTO, ha dado a conocer que además de la subida en ventas, hay un serio problema de stock de coches de segunda mano de cerca de 17.000 unidades para poder cubrir la demanda. Datos que solo sirven para afianzar y demostrar que el sector vuelve a ‘funcionar’.

Esto quiere decir que si estás pensando en vender tu coche usado, es el momento perfecto para hacerlo, con una gran demanda y seguramente, muchas facilidades para venderlo a buen precio.

¿Cómo se calculan los precios de coches usados?

Cuando ya nos hemos decidido a vender nuestro coche usado, nos surge un problema, ¿Qué precio poner al coche? Este es uno de los temas más importantes a la hora de vender un coche usado, pero con el potencial actual de internet y por supuesto, con el que tendrá en el futuro, hacernos una idea de cómo está el mercado es muy sencillo.

No obstante, antes de calcular el precio de nuestro coche usado, debemos saber qué cosas influyen en dicho apartado porque así, podremos establecer un precio acorde a la hora de venderlo y en caso de necesidad, poner en orden lo que más influya en su valor.

Factores que determinan el precio de un coche usado

  • Kilometraje de nuestro vehículo

    Cuanto más usado esté un coche menos vale, así de fácil. Si el coche tiene muchos kilómetros su valor es reducido, aunque se puede ver modificado por la edad, el mantenimiento y otros apartados que mencionamos a continuación.

  • Fecha de matriculación del coche

    Tan importante o más que los kilómetros. El tiempo hace estragos y un coche con muchos años es un coche con poco valor, a no ser que tenga pocos kilómetros, en cuyo caso podremos subir un poco el precio. Ojo, no vayamos a pasarnos. Por otro lado, si el coche tiene menos de cuatro años, el kilometraje no influye en exceso, aunque encontraremos quien nos regatee usando esto como excusa.

  • Estado del motor

    Desde hace más de una década, los motores diésel se devalúan menos, aunque hay que tener muy claro que un motor diésel con unos cuantos años, no tiene el mismo rendimiento ni finura de funcionamiento que uno actual.

  • Equipamiento extra

    No hace falta decir que cuanto más equipado, más vale un coche, es de lógica aunque como siempre, no nos dejemos llevar e informémonos bien antes de hacer nada.

  • Estado general

    En este apartado puede influir mucho en el precio y dejar a otros en un segundo lado, como el kilometraje o los años que tenga el coche. No vale lo mismo un coche con cuatro años y en un estado calamitoso, por muy pocos kilómetros que tenga, que un modelo similar con más de seis, un kilometraje medio y en un estado de perfecto mantenimiento. Este último, evidentemente, vale más.

  • Marca y modelo

    Esto no deberíamos ni mencionarlo, pero por si acaso lo dejamos claro. La marca influye tanto como el kilometraje o el estado general. Un Mercedes seguirá siendo un Mercedes ahora y dentro de 10 años.

Teniendo estas cosas claras, podemos pasar a informarnos sobre el precio a ponerle, algo que no es nada complicado gracias a internet. Podemos mirar en páginas de compraventa y ver los precios que la gente pide con coches similares al nuestro, comparando esos precios con los puestos por los profesionales del mercado de coches de ocasión, ya que estos últimos tienen una serie de herramientas que les permite establecer un precio mucho más cercano al valor de mercado de un vehículo, como pueden ser las tablas GANVAM por ejemplo, además cuenta con peritos profesionales que saben dónde y cómo mirar para establecer el precio adecuado.

La política de cookies utilizadas en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento.